Gobierno del Estado de Durango 2016-2022

SSD llama a prevenir accidentes en el hogar

Sábado, Ago 10 2019 | Hace 2 semanas

Al ser la cuarta causa de atención en los servicios de urgencias, es necesario que la ciudadanía prevenga los accidentes en el hogar, principalmente en infantes por quemaduras o fracturas, manifestó el secretario de Salud en el Estado, Sergio González Romero.

Explicó que es antes y durante el periodo vacacional de verano cuando incrementan entre un 15 y un 20 por ciento los accidentes en las viviendas, por ende, se debe estar al tanto de las actividades que realizan los infantes, adultos mayores y las amas de casa, por ser los más susceptibles.

Agregó que los accidentes domésticos ocurren principalmente en los patios, jardín, garaje, accesos a pisos superiores, escaleras, cuarto de baño, cocina o cuarto de lavado por descuido de los integrantes de la familia que olvidan objetos peligrosos, sufren una caída tras derramar algún líquido o jabón en el piso, incluso presentan quemaduras por acercarse a la estufa sin precaución o se les cae algún alimento en cocción principalmente en el pecho o pies.

El 60 por ciento de los accidentes los sufren los niños al presentar quemaduras por líquidos, fracturas, cortaduras, electrocución, sofocación mecánica o broncoaspiración alimentaria, y solo un 15 por ciento lo padecen las niñas con incidentes menores, ya que el resto lo sufren las amas de casa al momento de realizar las labores del hogar.

“Es muy importante que cuidemos a nuestros niños, sobre todo cuando son menores de 3 años, porque en dado caso se pueden presentar accidentes por dejarlos solos en la cama, se pueden caer con más facilidad al igual que los adultos mayores durante el momento del baño, o hasta puede haber incidencias cuando dejamos las cubetas con agua a su alcance, recuerde que un niño puede ahogarse en 10 centímetros de agua”.

Pero insistió en resguardar el medicamento en lugares seguros y cerrados para evitar intoxicaciones, limpiar cualquier líquido derramado, los utensilios de cocina, así como mantener fuera del alcance de menores todos los productos de limpieza, venenos o desinfectantes, además de rotularlos para identificar el tipo de químicos que contienen y valorar el grado de peligrosidad