Gobierno del Estado de Durango 2016-2022

Promueve ISMED cuidado de la salud mental en cuarentena

lunes, Mar 23 2020 | Hace 1 semana

Ante la situación que vive la población de nuestro estado por la presencia del COVID-19, se deben tener en cuenta algunas consideraciones generales respecto al cuidado de la salud mental, tanto en las personas en aislamiento, así como aquellas que tienen a cargo menores de edad o conviven con personas con algún trastorno de salud, consideró la directora del Instituto de Salud Mental del
Estado (ISMED), María Soledad Ruiz Canaan.

La Funcionaria Estatal, explicó que es importante seguir las recomendaciones que emite la Organización Mundial de la Salud (OMS) en este tema, esto con la finalidad de mantener un estado psicosocial adecuado durante el brote epidemiológico.

Soledad Ruiz Canaán, detalló que algunos de los puntos más relevantes que se deben seguir durante este período, son limitar el tiempo al que se accede a noticias sobre el COVID-19 y consultar fuentes confiables y oficiales, “el bombardeo de información acerca de un brote epidémico puede hacer que cualquier persona se sienta preocupada, triste o estresada”, por lo que se debe poner especial énfasis, en buscar principalmente información sobre medidas prácticas para la protección personal y de los seres queridos, además de limitar el acceso a redes sociales.

Enfatizó, que en el caso de los menores de edad, los niños observan los comportamientos y las emociones de los adultos, para buscar señales que les indiquen cómo manejar sus propias emociones en los momentos difíciles y es conveniente ayudarlos a encontrar maneras positivas de expresar sus sentimientos, como el temor y la tristeza, esto a través de una buena comunicación
en espacios de seguridad y el fomento de actividades lúdicas como jugar, pintar, cantar, entre otras.

En adultos mayores o personas con algún trastorno de salud, es fundamental trasmitir datos sencillos acerca de lo que está pasando, ser paciente y repetir dicha información cada vez que sea necesario, además de suministrar información clara sobre la manera de reducir el riesgo de infección, en palabras que las personas con o sin deterioro cognitivo, puedan entender.

Finalmente, se debe promover el ejercicio físico y mantener la rutina y los horarios habituales en la medida de lo posible, o en su caso, crear nuevas rutinas u horarios adaptados a las circunstancias. Por último, es trascendental mantener contacto regular con seres queridos, con el uso de llamadas telefónicas, videollamadas, mensajes de texto, entre otros, apuntó la Directora.